Betaniaconic

Audio-Biblia

Cuando los libros de la Biblia fueron escritos por primera vez, la mayoría de los receptores los experimentaron con sus oídos. Las cartas del apóstol Pablo, por ejemplo, fueron leídas en voz alta a las comunidades de la iglesia local que las recibieron.

Escuchar es una gran manera para que usted experimente la Biblia, también. Si usted no es un lector, o quiere llevar la Palabra de Dios a donde quiera que vaya, trate de escuchar la Biblia.

.

Sobre Audio Biblia

La misión no es un mensaje frío y teórico que vemos en la Biblia, y que podemos escuchar rutinariamente en la Iglesia o leerlo apáticamente en sus documentos. Lo importante es que esa misión toque nuestro corazón, se apodere de nosotros, se convierta en una experiencia personal que el Espíritu graba en nuestro corazón. Por eso decimos que participar de la misión de
Cristo es una vocación, una llamada de Dios, una gracia y al mismo tiempo una exigencia interior que se impone libremente en nosotros y llena de sentido nuestras vidas.

Génesis
[בְּרֵאשִׂית / Bereshit]

Génesis es el primer libro de la Torá o Pentateuco y, por tanto, también es el primer libro del Tanaj judío y del Antiguo Testamento de la Biblia cristiana. En hebreo los libros del Pentateuco se conocen por su primera palabra, así que para los hebreos este libro es Bereshit (‘En el principio’).

El nombre génesis proviene del griego γένεσις (/guénesis/), ‘nacimiento, creación, origen’, en Génesis 2:4 En hebreo esta palabra «génesis» se dice תּוֹלֵדוֹת (‘generación’) aunque como título del libro se utiliza בְּרֵאשִׁית (/bereshít/), en ʿivrit o hebreo Be reshith son las primeras palabras de la Torá (y por ende del Tanaj) y significan «En (el) Principio»

Éxodo
[שְׁמוֹת / Shemot]

El Éxodo es el segundo libro de la Biblia. Se trata de un texto tradicional que narra la esclavitud de los hebreos en el antiguo Egipto y su liberación a través de Moisés, quien los condujo hacia la Tierra prometida.

En el judaísmo, el libro del Éxodo forma parte del canon, encontrándose contenido en la Torá y formando uno de los cinco libros del Pentateuco, que forman la primera parte de la Biblia hebrea.​ En el cristianismo, el libro del Éxodo también forma parte del canon y se encuentra en el Antiguo Testamento.

Éxodo proviene del latín exŏdus, y éste del griego ἔξοδος, éxodos, que significa ‘salida’.

En el judaísmo, el texto tradicional es conocido en hebreo como Shemot (שׁמות), término cuyo significado literal es ‘nombres’.​

Es en la Septuaginta donde se lo titula Éxodos. Al realizarse la traducción al latín, se adoptó dicho nombre, que fue entonces expresado como exŏdus.5​ Las diferentes transformaciones en la grafía, necesarias según cada idioma, dieron lugar, en español, al término “Éxodo”.

Levítico
[וַיִּקְרָא / Vayikra]

El Levítico (en griego: Λευιτικός, Leyitikós, ‘acerca de los Levitas’; en hebreo: ויקרא [Vayikra], ‘y Él llamó’) es uno de los libros bíblicos del Antiguo Testamento y del Tanaj. Aunque tenga fragmentos más antiguos, hay consenso entre los estudiosos de la Biblia en que adquirió su actual forma durante el período persa, entre los siglos VI y IV A.C. Forma parte del Pentateuco, y de la Torá judía (“La Ley”). Se lo cuenta entre los libros históricos y en ambas versiones es el tercero, ubicado entre Éxodo y Números.

Números
[בַּמִדְבַּר / Bamidbar]

El Libro de los Números o simplemente Números (del griego Ἀριθμοί [Arithmoí]; llamado en hebreo במדבר [Bəmidbar]: ‘En el desierto’) es el cuarto libro del Tanaj hebreo (que desde el siglo II d. C. ―aunque con algunas diferencias― es llamado Antiguo Testamento de la Biblia). Es el cuarto libro de la Torá judía (o Pentateuco ―‘los cinco libros’― según su posterior nombre griego).

Viene precedido por el Levítico y seguido por el Deuteronomio.

La tradición religiosa judía atribuye el Libro de los Números ―como todos los libros de la Torá (el Pentateuco)― al gran legislador de la nación hebrea Moisés (Moisés ben Hamram o Moshé Rabenu), quien habría vivido hacia el 1300 a. C.. Según el Segundo Libro de los Reyes (22-23), este libro fue hallado durante la reforma de Josías (hacia el año 622 a. C.).

Deuteronomio
[דְּבָרִים / Devarim]

(del griego τὸ Δευτερονόμιον / tò Deuteronomion , la segunda ley; hebreo: דְּבָרִים, Devarim, “estas son las palabras”) es un libro bíblico del Antiguo Testamento y del Tanaj hebreo. Se ubica en el quinto lugar, precedido por Números y es, en consecuencia, el último texto de la Torá (“La Ley”o “Enseñanzas de Dios”) y, para los cristianos, del Pentateuco (“Las Cinco Cajas” donde se guardan los rollos hebreos). En las Biblias cristianas, se encuentra antes de los Libros históricos, el primero de los cuales es Josué.

El libro recibió el nombre de Deuteronomio porque así se lo titula en la versión griega de los LXXdéuteros nómos o “Segunda Ley” por oposición a la “Primera Ley” recibida por Moisés en el Monte Sinaí. Por este motivo, la Vulgata latina traslada la voz griega como Deuteronomium.

La Vulgata es la traducción de la Biblia al latín, hecha por San Jerónimo.

Josué
[יְהוֹשֻעַ / Yehoshúa]

El Libro de Josué (en hebreo, ספר יהושע‎, Sefer Yehoshúa) es el primer libro de los Nevi’im —segunda de las tres partes en que se divide el Tanaj— y sexto libro del Antiguo Testamento. Se encuentra ubicado entre el Deuteronomio (último libro del Pentateuco), que termina con la muerte de Moisés a las puertas de Canaán y el Libro de los Jueces.

El libro narra la entrada de los israelitas a la Tierra Prometida bajo el liderazgo de Josué, y de servir a Dios en la tierra.​ Toma su nombre a partir del hombre que sucedió a Moisés como líder de las tribus hebreas.

Junto con el Deuteronomio, Jueces, 1 Samuel, 2 Samuel, 1 Reyes y 2 Reyes, pertenece a una tradición de la historia y la ley judía, llamada deuteronómica, que se comenzó a escribir hacia el 550 a. C. durante el exilio babilónico.

Jueces
[שׁוֹפְטִים / Shoftim]

El Libro de los Jueces es un libro bíblico del Antiguo Testamento y del Tanaj hebreo, perteneciente al grupo de los Libros Históricos. En la Biblia se encuentra ubicado entre el Libro de Josué y el Libro de Rut.

Presentan a los Jueces o Libertadores que salvaron al pueblo de la esclavitud, después de liberarlos los gobernaron. En tiempos de los Jueces, Israel está completamente desorganizada, sus instituciones están aún sin definir y numerosas potencias la amenazan.

Como esta intervención está librada solamente al arbitrio de la Divinidad, los jueces aparecen y desaparecen a intervalos irregulares de la historia hebrea.

Ningún juez llegó a ser jefe supremo porque su función no es lograr la unidad sino solventar un problema puntual: la unificación definitiva habrá de esperar a los Reyes.

Rut
[רוּת / Rut]

Rut, también llamado Libro de Rut, es uno de los libros bíblicos del Tanaj y del Antiguo Testamento, precedido por el Libro de los Jueces y seguido por I Samuel. En el Tanaj hebreo se lo cuenta entre los Ketuvim (“escritos”).

El autor del libro de Rut es desconocido; algunos detalles de su estilo y argumento ubican la fecha de su composición en la época posterior al Exilio en Babilonia.

Otros por su parte argumentan la posibilidad de que el escrito data de fechas posteriores a la coronación de David, pues al final del libro se encuentra su genealogía. El hecho de que no se mencione a Salomón convence a muchos estudiosos de que debe ser fechado antes del reinado de este.

I Samuel
[שְׁמוּאֵל א / Shemuel Álef]

I Samuel, también llamado “Primer Libro de Samuel” o “1 Samuel” o “I Libro de los Reyes” forma parte del Antiguo Testamento de la Biblia y del Tanaj

I Samuel cuenta la historia de Samuel, un importante profeta, y del reinado del rey Saúl hasta su muerte, incluyendo la guerra de los israelitas contra los filisteos y la gran hazaña del pastor David (más tarde rey de Israel) al derrotar al gigante Goliat.

Audios nuevos semanalmente

 

Quieres participar?

Colabora Grabando un Audio

Escucha también

Betania Radio

Mantente en contacto para recibir los audios que vamos adicionando

Colabora con nosotros

Iglesia Betania

Iglesia Betania

Ministerio de Medios

Si deseas formar parte de éste proyecto de Audio-Biblia y en general del Ministerio de Medios, solo debes enviarnos un mensaje y coméntanos acerca de lo que te apasiona en los temas que manejamos, nuestra página no tiene fines de lucro, por ende buscamos escritores y entusiastas que quieran colaborar y dar a conocer su obra y trabajo.

Estamos en búsqueda de:

  • Narradores.
  • Escritores.
  • Creadores de contenido digital con mediana disponibilidad para publicar, pero mucho compromiso.
  • Personas que quieran unirse al equipo creativo y audiovisual para nuestra página y canales de YouTube y Facebook.
  • Staff para asistir a eventos propios y donde seamos invitados.
  • Diseñadores y personas con habilidades en fotografía.

Únete

Iglesia Betania

¡Ven y Escúcha!